Consultorio Odontológico

Ubicación: Palermo – CABA – Buenos Aires – Argentina
Superficie: 90 m2
Año: 2011

Consultorio Odontológico

Palermo – C.A.B.A – Argentina.

Equipo de proyecto: Andrés Remy Arquitectos, Guido Piaggio, Lilian Kandus

El desafío proyectual presentado sobre el consultorio se basa, principalmente, en una restructuración programática del espacio, manteniendo la estructura existente; generando un diseño innovador que represente a la ciencia y la tecnología de avanzada, con el uso de colores neutros que transmitan tranquilidad, higiene y salubridad.

Espacios abiertos que permiten interpretar claramente la totalidad de la obra, articulados por medio de un volumen vidriado negro que representa el núcleo de servicios – alineado al pleno de todo el edificio-; y un juego de cielorrasos que, además de definir las diferentes áreas, contiene un sofisticado esquema de iluminación que termina por darle calidez al espacio. También oculta la estructura de vigas que atraviesan el departamento, que son las huellas de su antigua configuración – edificio construido en 1950 aprox. Sobre la av. Coronel Díaz-, lo que llevaba a la difícil tarea de resolver la fluidez de espacios que se requería en nuestro diseño, con un fondo de viga de 2,05 de altura cada 3 metros de distancia.

Los colores claros, el acero y el vidrio responden a un criterio estético definido a partir de la imagen del servicio que se ofrece – odontología estética-. Se mantiene en todo momento la idea de llenos y vacios, donde el espacio es libremente circulado y recorrido.

Esta “caja negra” posada en el medio del departamento, define los espacios (Sala de espera público – consultorios privados) los articula y determina las circulaciones alrededor del mismo.

También permite la doble circulación de los profesionales, facilitando sus funciones dentro del mismo.

Al activarse el sistema de cascada perimetral – el cual baña los 4 lados de la “caja” que domina todo el consultorio, el sonido del agua cayendo ahora es el protagonista, transmitiendo tranquilidad y relajación. Aparece un nuevo paisaje dentro del consultorio, donde los reflejos y los sonidos crean este nuevo oasis urbano.